Club Nautico Ibiza
 
  TROFEO BUSCASTELL VINS
  17 de Noviembre Y
 
  TROFEO FAMILIA MARÍ MAYANS
  18 de Noviembre Y
 
               
 
 
Inicio | Historia |  

Edificio principal
 
Creciendo desde 1925...

Nuestro Club Naútico, el segundo más antiguo de las Baleares después del de Ciutadella,
fue fundado el 27 de Febrero de 1.925 por un grupo de entusiastas aficionados al mar encabezados por nuestro primer presidente Don Francisco Costa Torres, primer práctico del puerto.

No es difícil imaginar la ciudad de Ibiza (Eivissa) en aquella época, hundida en la crisis económica general del país, abocada a una economía de subsistencia dirigida por la
pequeña burguesía ciudadana que detentaba el comercio interior y las exportaciones,
que se desenvolvía lánguidamente completamente ajena a las prisas y exigencias propias
de las capitales y grandes ciudades.

Por eso precisamente es más encomiable el esfuerzo del impulsor y primer presidente, quién, junto a los socios de la primera directiva, trabajaron duro para llevar a cabo su propósito de dotar a la ciudad y aún a la isla entera de un Club Naútico.

Es en este ambiente, no exento de fiestas cuando la ocasión así lo exigía, que el presidente fundador, observando sin duda la animación y el afán de colaboración de un grupo de jóvenes que habián organizado unas regatas de remo en el mismo puerto, decide que toda aquella deportividad espontánea y espíritu de superación se había de canalizar.

Las actividades en las que se centraron en primer momento fueron por un lado las deportivas propias de la institución, aunque modestas, materializadas en las regatas de remo con el puerto de Ibiza (Eivissa) como marco, y por otro lado en la celebración de bailes sociales, alguno de los cuales, como el de la noche de fin de año, ha perdurado hasta nuestros días convertido en una referencia lúdica y atrayendo año tras año a un gran número de personas ávidas de relaciones sociales en un evento tan especial.

Precisamente para impulsar las actividades deportivas, el Club Naútico de Ibiza en 1.930 se hace eco y escala con entusiamo de la regata internacional de yates, que partiendo de Canes y pasando por Marsella, Barcelona e Ibiza (Eivissa) tiene su meta en la cuidad de Argel, en aquel tiempo bajo administración francesa. Una vez superado el terrible bache de la guerra cívil, El Club Naútico de Ibiza revive y tiene en el terreno deportivo su más genuino campo de acción, cuando alcanza las cotas de popularidad más importantes.

La flotilla de snipes nº 26 da a conocer en los principales puertos su gallardete y el del Club Naútico que la representa, convirtiéndose en poco tiempo en una fuerza deportiva de la que se destacan especialistas bién conocidos en su tiempo por su pericia y habilidad en el manejo de esta clase de embarcaciones ligeras.

Pero las celebraciones impulsadas por el Club Naútico no se ciñen al terreno deportivo, sino que van más allá y canalizan una buena parte de las actividades lúdicas que la población de la ciudad, y de la isla, cada vez más conciendiada en los beneficios del mar y de un paisaje marino sin par, siente que están al alcanze de sus manos y decide disfrutar. A consecuencia de este sentimiento de identificación con el mar y su entorno se organizaron durante años diversas excursiones a la isla de Formentera y a los islotes intermedios, inaugurando así una costumbre que muchos años más tarde atraerá a un gran número de aficionados al mar y a la naturaleza en forma de turismo náutico.

Así va pasando el tiempo y el Club Naútico, enarbolando el pabellón de la sociedad más interclasista de nuestras islas, y del impulso de la deportividad más genuina, justamente ganados por la fuerza y el tesón de las distintas juntas directivas que se han ido sucediendo desde aquel ya lejano 1.925, representa durante muchos años el principal y casi único referente social y deportivo de las Pitiusas.

 

 

 

Logotipo conmemorativo
75 aniversario.